La fotógrafa, feminista y activista Fatoumata Diabaté llega a Colombia con su estudio fotográfico de calle

 

Fatoumata Diabaté es una de las 10 mujeres creadoras de África Occidental reconocida por la Unesco, heredera de la tradición del retrato de Mali y creadora del Estudio fotográfico de calle. Por primera vez estará en Latinoamérica, específicamente en Colombia.

 

Este proyecto es una creación colaborativa entre el curador Simon Njami, la artista Fatoumata Diabaté y la fundación Kitambo, que tiene como propósito desdibujar las barreras históricas, sociales y estéticas, fabricando experiencias.

 

Según palabras de Fatoumata Diabaté: “Las personas en mi estudio fotográfico de calle están sorprendidas y felices de descubrir una técnica de otra época y otra cultura. Se enorgullecen de ello, pero también se divierten”.

 

Por eso, en Buenaventura, el 14 y 15 de octubre, se llevarán a cabo dos sesiones de estudio fotográfico de calle. Además ella estará en un encuentro con los jóvenes fotógrafos integrantes de Espejos de agua. Con la colaboración de la profesora Martha Posso y el maestro Yeison Riascos intercambiarán saberes con Diabaté.

 

El 12 de octubre estará en Cali con el estudio itinerante en Nuevo Latir, desde las 9 a.m., y en la tarde hará parte del encuentro Conversaciones Visuales junto a los artistas Julieth Morales, Yeison Riascos y El Murcy, bajo la moderación de Margarita Ariza y la traducción de Natalia Santiesteban, en el marco de la celebración del año de la libertad y en el día de la diversidad étnica y cultural, organizado por el Ministerio de Cultura. Además, el 17 de octubre trasladará su estudio a la plaza Alameda y el 18 a Siloé.

 

Finalmente, el 20 y 21 de octubre, llegará a Bogotá y le dará vida a su estudio de calle en zonas emblemáticas de la ciudad.

 

El resultado de este paso por Colombia se evidenciará en tres exposiciones, cada una en las ciudades en las que se vivió esta experiencia.

 

Conozca más de Fatoumata Diabaté

 

La fotografía en Mali a principios de los 90 tuvo una evolución con la creación de los Rencontres Africaines de la Photographie, en Bamako, su capital, que se volvió el principal punto de encuentro de los fotógrafos de África.

 

La fotógrafa de esta generación que más sobresalió por su determinación y tenacidad fue Fatoumata Diabaté, quien ha participado durante cuatro años en la Bienal de Fotografía de Bamako, ganó el Premio de la Juventud en 2005 y, además, desde 2017 es presidenta de la Asociación de Mujeres Fotógrafas de Mali.

 

Su obra ha sido objeto de varias exposiciones colectivas e individuales en Mali, su país de origen, y en otros como Inglaterra, España, Austria, Francia, China, Etiopía, Sudáfrica y Senegal.

 

La representan varias galerías, la más reciente, en 2020, fue 31Project, en Ciudad del Cabo, Sudáfrica; y acaba de ser seleccionada para la próxima campaña digital de la Unesco como una de las 10 mujeres creadoras de África Occidental. Esta semana representa a su país en la cumbre Francia África.

 

Al principio de su carrera hizo parte de las clases magistrales de fotografía para jóvenes profesionales africanos, primero se interesó por la juventud y los niños, luego por la interacción con desconocidos.

 

Desde 2013 en espacios abiertos compone escenas con vestuarios y objetos vintage, manteniendo una mezcla entre la dimensión social y la estética, en la que lo más importante es la interacción entre quienes posan y ella. De esta manera revive la técnica del estudio itinerante que hizo los días de gloria de la fotografía en África con artistas como Malick Sidibé, Mama Casset o Seydou Keita.

 

Su innovación es la creación de este Estudio fotográfico de calle, que es itinerante y ha sido parte de numerosos eventos culturales y festivales como el de la Fundación Cartier en 2018, los Rencontres de la Photo d'Arles en 2019 y la Sasion Afrique 2020-2021.

 

Nacida en 1980 fue una de las primeras mujeres en comenzar su formación en el Centre de Promoción de Formación Audiovisual – Femmes, Bamako, en 2002. Se convirtió en asistente técnica del laboratorio de fotografía cinematográfica y trabajó allí hasta 2009.

 

Ha ganado premios como el de la Creación de África de la Association Française d'Action Artística y ha participado en eventos como el Festival de Fotografía de Gacilly (2017), Voies off des Rencontres d'Arles (2018) y la Bienal de Dak’Art (2018). Además, ha realizado trabajos para la marca de lujo Xuly.Bët, del reconocido diseñador de moda Lamine Kouyaté, maliense residente en Francia; y fue la receptora en 2020 de las residencias fotográficas de Quai Branly expresando su lado activista.

 

El curador Simon Njami, uno de los más importantes de arte contemporáneo africano, afirma que “el espacio público es un campo de experimentación que conduce a la exposición. Con ella el arte se hace público porque transforma a todos los protagonistas en actores de su propia vida. Así, el resultado ya no es algo externo, una operación que los objetive, sino una salida que les permite, a través de la ficción que ofrece la fotografía, ser ellos mismos creando una identidad que ya no es individual sino colectiva. Su acción es eminentemente política en el sentido de que suprime las distinciones sociales tradicionales para reencontrar otras formas de relación: la relación con el espacio, con uno mismo, con los demás. Tal actitud sólo puede ser subversiva, en el sentido de que invita al ciudadano a volver a ser el autor de su propia historia, fuera de los discursos oficiales y del nacionalismo que los forja”.

 

¿Qué es Kitambo?

 

Una comunidad, creada en 2018, por Marleen Palmaers y Catherine Dunga, que busca fortalecer la colaboración entre Colombia y países de África, produciendo proyectos culturales, artísticos y socioeducativos en los que se vinculan artistas africanos contemporáneos al panorama artístico colombiano. Kitambo propicia el diálogo sur- sur por medio de las artes visuales.

 

¿Quién es Simon Njami?

 

De padres cameruneses, nacido en Lausana, Suiza, y residente en París, es uno de los curadores más importantes del arte contemporáneo africano. Fue curador de la Bienal de fotografía de Bamako, co-director del primer Pabellón África en la Bienal de Venecia; curador de 2 ediciones de la Bienal Dak’Art y de Kampala Art Biennale.

 

También ha sido escritor de varias novelas y dos biografías: Léopold Sedar Senghor y James Baldwin. En Colombia, con Kitambo, participó en la FiLCali 2019 y en 2020 curó una exposición digital con artistas colombianos.

 

Buenaventura (14 y 15 de octubre)

Cali (12, 17 y 18 de octubre)

Bogotá (20 y 21 de octubre)