Gremios y nación resaltan gestión del Gobierno del Valle para sacar adelante corredor Mulaló-Loboguerrero

 

Como un anuncio clave para el desarrollo y la reactivación económica del Valle del Cauca y el Suroccidente colombiano calificaron voceros del Gobierno nacional y el sector productivo la viabilidad ambiental otorgada por la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) a la obra 4G del corredor Mulaló-Loboguerrero.

 

La consejera presidencial para las regiones, Ana María Palau, enfatizó que este megaproyecto vial, que se encontraba en fase de preconstrucción desde 2015, es crucial para la conectividad con el puerto de Buenaventura, por donde se moviliza más del 70% del comercio exterior del país.

 

“Recibimos con total beneplácito que ya la ANLA avanzó en el tema del licenciamiento y aquí quiero hacer un reconocimiento muy especial a la doctora Clara Luz Roldán y a todas las fuerzas vivas, a la bancada parlamentaria, porque esto fue un ejercicio conjunto. Es un proyecto que ha sido un clamor de nosotros los vallecaucanos y ya avanzamos en un hito estratégico para lograr la concreción y la ejecución del mismo”, manifestó.

 

Alexandra Cañas, directora regional de la Cámara Colombiana de la Construcción (CAMACOL), “tener esa concesión especial de las licencias ambientales por parte de la ANLA es un espaldarazo para la región. Es fundamental para Buenaventura y estamos muy felices de que esta noticia nos llegue al Valle del Cauca”.

 

Al respecto, la secretaria General de la Gobernación del Valle del Cauca, María Leonor Cabal, recalcó que “es una obra trascendental en lo que tiene que ver con la comunicación entre el sur del país y el puerto de Buenaventura, es decir, todo ese comercio que viene desde el sur, desde Nariño, el Cauca e incluso Ecuador, y que es en doble vía, que va y viene, para la conectividad con el Pacífico y con el comercio exterior. Nosotros celebramos esta noticia, estábamos esperándola hace años y esperamos que su ejecución inicie muy pronto”.

 

Cabe mencionar que la obra 4G Mulaló-Loboguerrero, que tendrá una longitud de 32,3 kilómetros y un costo estimado de $2 billones, será ejecutada por Concesionario Nueva Vía al Mar S.A.S-COVIMAR. La interventoría está a cargo del Consorcio Interconcesiones 4G.