Jul 07, 2022

El renacimiento del chontaduro, otro de los propósitos del Plan Integral Especial para el Desarrollo de Buenaventura

  • Jul 07, 2021
  • Jul 07, 2021
  • 1051

 

El renacimiento del chontaduro, otro de los propósitos del Plan Integral Especial para el Desarrollo de Buenaventura

Foto archivo

 

El chontaduro desapareció de Buenaventura hace siete años. Varias plagas surgidas por factores climatológicos y la tala del bosque acabaron con las plantaciones de este fruto, tan tradicional y simbólico del pacífico colombiano. Desde entonces, más de 10 mil familias quedaron sin una fuente de ingresos y cerca de 50 mil hectáreas de tierra ya no dan cosechas de este producto altamente rico en proteínas, fibra, vitaminas, minerales y grasas saludables.

 

Tras la desaparición del chontaduro vinieron algunas desgracias para el territorio: se acrecentó la pobreza, se intensificó la tala de árboles y mucha gente se dedicó a la minería, afectando los recursos naturales. También surgieron algunas actividades de economía ilegal, alterando así la paz en la región.

 

Ante este panorama, el equipo de formulación del Plan Integral Especial para el Desarrollo de Buenaventura (PIEDB), está apoyando en la mesa temática de Empleo y Productividad, la formulación de un proyecto  para recuperar el chontaduro de la mano con asociaciones agrícolas, consejos comunitarios, juntas de acción comunal, cabildos indígenas e instituciones oficiales.

 

Manuel Antonio Soto, funcionario de la Secretaría de Desarrollo Rural, Agricultura y Pesca de la Gobernación del Valle del Cauca, dijo que se busca establecer mecanismos biológicos, no agroquímicos, para combatir las plagas de insectos que acabaron con el chontaduro. “Las estamos identificando, haremos un control ambientalmente sostenible, sin el uso de insecticidas de categoría toxicológica 1 que tienen gran residualidad e incluso afectan la salud humana”, precisó el funcionario.

 

Por su parte, Felipe Angulo Sanclemente, representante del Consejo Comunitario de la cuenca del río Naya, reveló que se avanza en la caracterización y diagnóstico de las áreas afectadas, y señaló que con el aporte de investigadores, de la Umata, la CVC, y otras entidades, es más que seguro que en el suelo bonaverense brote nuevamente el chontaduro. “El renacimiento de uno de los productos más representativos de nuestra ancestralidad nos va a aliviar la vida y aportará a la paz de nuestro territorio”, agregó. 

 

Desde la desaparición del chontaduro de Buenaventura, en el Valle del Cauca, solo, y escasamente, se ve chontaduro proveniente de El Tambo (Cauca), Putumayo y Guaviare. Con el proyecto que se formulará dentro del PIEDB se espera volver a llenar el mercado con chontaduro que lleve la marca “Cosecha de nuestra tierra”. Emiliano Zambrano, integrante del equipo del PIEDB, dijo que el proyecto, que incluye también transferencia de tecnologías y procesamiento agroindustrial del producto, estará listo en dos meses.  

 

 

Image